El FBI, preocupado por las nuevas políticas de privacidad de Apple y Google

La polémica no se ha hecho esperar. Apple y Google anunciaron hace unos días que permitirán, en sus sistemas operativos móviles, cifrar nuestros datos para evitar accesos indeseados. Pues bien, el FBI ya ha declarado su descontento hacia estas decisiones alegando que dificultarán sus investigaciones y, claro está, facilitarán el trabajo a todos aquellos que vayan en contra de la ley.

Por si no lo recordáis, hace varios días os indicamos que Android L, la próxima versión del sistema operativo de Google, e iOS 8, utilizarán (o utilizan, dependiendo del sistema operativo) un sistema de cifrado de datos automático para evitar el espionaje y el acceso no autorizado de los datos de los usuarios. Básicamente, esta “idea” nació como respuesta a los últimos escándalos acerca de la NSA y las escuchas de los distintos gobiernos mundiales, pero la inteligencia estadounidense no se ha hecho esperar y ya ha mostrado su descontento hacia estas medidas.

Según indica el FBI, este nuevo sistema de cifrado adoptado por Apple en iOS 8 y que Google implantará en Android L está diseñado para mantener los datos seguros, pero dificultarán la tarea de prevención y lucha contra el crimen. “Me gusta mucho que debamos obtener una orden de un juez independiente para poder acceder al armario de cualquier persona o los datos de su dispositivo móvil. La idea de que alguien pueda comercializar un armario que nunca se pueda abrir –incluso si se trata de un caso que involucre a un secuestrador de niños y una orden judicial- no tiene ningún sentido para mí”.

Por una parte, es entendible esta preocupación por parte del FBI, aunque no queda claro qué crímenes serían suficientes para que un juzgado ordene a Apple o Google descifrar el contenido de algún dispositivo móvil. El principal objetivo del cifrado es permitir que los usuarios mantengan sus datos seguros con un único “juego de llaves”, no para que las compañías tengan un juego de repuesto que puedan utilizar cuando los gobiernos o sus instituciones lo manden.

Además, Comey argumenta que tanto Apple como Google están comercializando sus nuevas funciones de una forma quehace pensar a la gente que está por encima de la ley, algo así como “Compra nuestro teléfono y la ley, incluso en procesos legales, no podrá obtener acceso a tus datos”.

Compartir en:

SIGUENOS EN:

Entradas Relacionadas

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »